Entrada

Los libros cuentan historias.

Pero los libros no serían libros sin páginas y letras

al igual que las historias no serían historias sin personajes ni sucesos.

El alma de la novela reside en el corazón del escritor, y después en el del lector.

El alma de la novela te hará volar. Con alas de magia. Con plumas de tinta.

lunes, 11 de julio de 2011

La inteligencia personificada

Empecemos con una espesa mata de pelo oscuro, como plato fuerte unas notas de infarto, y de postre una gran valentía y lealtad. ¿Quién será la propietaria de este espléndido menú?

¡Mi querida Hermione Granger, por supuesto!

¡Mirad qué mona era de peque!
Ésta chica de ojos marrones y cabello color café nació el 19 de Septiembre de 1979, siendo así una de las mayores de su curso, pues es obligatorio tener 11 años para ingresar en Hogwarts, donde entró en Gryffindor. Sus padres, los dos Muggles, están sorprendidos pero orgullosos de ella. Es la mejor amiga de Harry Potter y Ron Weasley, y es la mejor estudiante de Hogwarts, aunque el aprendizaje emocional ha sido más difícil, pues es muy fácil provocarla y no soporta quedar como una ignorante, a parte de que tiende a enfadarse cuando está frustrada (aunque, ¿quién no?).

La pobre Hermione ha sufrido mucho, tanto por su apariencia física (pues tenía los dientes delanteros un poco largos) , cuando Snape la ridiculizó en su primer año, o cuando la sabandija de Rita Skeeter hizo lo mismo en cuarto curso; como por su inteligencia y su trabajo duro, razón por la que algunos estudiantes se burlan de ella. Pero ella no ha cambiado por ello y, aunque le ha provocado varios llantos, siempre ha sabido levantar cabeza porque ella es fuerte.
Hermione pierde los nervios en las situaciones de crisis y eso la lleva a actuar de forma insensata, como cuando en su quinto año, miente a ¿he gastado todos los insultos ya? Dolores Umbridge, diciéndole que hay un arma escondida en el Bosque Prohibido. Aun así, sus planes son de lo mejorcito en el mercado de planes secretos y casi siempre funcionan. Y, aunque apoya el cumplimiento de lar reglas, a veces se inclina a romper las normas cuando es necesario para ayudar a sus amigos.
Aunque es muy compasiva y siente gran consciencia por problemas como, por ejemplo, la esclavitud a la que están sometidos los elfos domésticos, Hermione a veces carece de entendimiento acerca de cómo afectan ciertas cosas a las personas. Según J. K. Rowling, Hermione es muy insegura y se siente fuera de lugar, por lo que intenta ser la mejor en todo lo que puede para compensar ese sentimiento.

Lo dicho, Hermione es única, incluso por el nombre. ¿O es que alguna vez habéis conocido a alguien con ese nombre? J. K. Rowling obtuvo el nombre de The Winter's Tale de William Shakespeare porque quería darle un nombre inusual. Así, Hermione viene de Hermes, el dios grecorromano de la invención, la inspiración y la elocuencia (vamos, que le va al pelo a Hermione). También es el nombre de la hija de Helena de Troya. Por otro lado, su apellido, Granger, puede derivar de Joseph Louis Lagrange, uno de los mejores matemáticos del siglo XVIII.
Su varita es de vid con núcleo de nervio de dragón. 
Según J. K. Rowling, Hermione está
basada en ella misma de muchas formas.

Ron y Harry conocieron a Hermione en el tren, cuando ella entró en su vagón mientras ayudaba a Neville Longbottom a buscar a su rana Trevor. Ya entonces la niña parecía saber bastante acerca del mundo mágico y Hogwarts, aunque no se sabe cómo se dio cuenta de sus habilidades mágicas ni cómo fue su primer encuentro con magos. Cuando la conocieron, Harry y Ron pensaron que era una sabelotodo muy antipática, y ese sentimiento creció en Ron gracias a otros episodios; el más famoso, sin duda, es el de clase de Encantamientos, cuando Hermione le dijo que pronunciaba mal Wingardium Leviosa y le corrigió, de forma que a ella le salió y a él no (me encanta esa escena :3). Gracias a ello, Ron hizo un comentario doloroso sobre Hermione, y ésta le oyó, por lo que se pasó la tarde encerrada en el baño de las chicas, llorando, y no acudió a la cena. Es justo entonces cuando el profesor Quirrell (el que llevaba al Señor Tenebroso en la nuca) permitió a un troll de las montañas entrar en Hogwarts, con la suerte de que éste se dirigió directamente a los baños de las chicas, donde aún estaba Hermione. Por suerte, Harry y Ron lograron salvarla, y cuando llegaron los profesores, Hermione mintió para evitar que los castigaran, diciendo que ella había acudido a los baños pensando que sería capaz de derrotar al troll ella sola. A partir de entonces, Harry, Ron y Hermione se hicieron grandes amigos, y ella les ayudó a resolver el misterio de la Piedra Filosofal con su habilidad e intelecto.

Como muestra de que los planes de Hermione son casi-perfectos, está el caso de su segundo año. El trío sospechaba que Draco Malfoy (que, por cierto, empezó a insultar a Hermione llamándola Sangre sucia ò.ó) era el Heredero de Slytherin, así que decidieron tomarse la Poción Multijugos para adoptar la apariencia de Crabbe, Goyle y Bullstrode, los estudiantes más cercanos a Malfoy. Sin embargo, el pelo que Hermione usó para su poción resultó ser el del gato de Bullstrode, por lo que se convirtió en un gato y se quedó encerrada en el baño por vergüenza. ¡Pobre!
Aun así, les ayudó mucho al identificar al Basilisco como el monstruo que habitaba la Cámara de los Secretos, a pesar de que fue petrificada por él. Por suerte, fue revivida después de que Harry lo matara.

El verano anterior a su tercer año, Hermione adquirió un gato-kneazle llamado Crookshanks, al que le encantaba cazar a la rata mascotra de Ron, Scabbers (y a mí me encanta Crookshanks por ello, ya que Scabbers resultó ser Colagusano ¬¬).
Ése año, la pobre Hermione estuvo estresadísima por tomar muchísimas clases (entre las que no figuraba Adivinación, ya que creía que la profesora Trelawney era un fraude) y tener que usar un Gira-Tiempo para poder asistir a todas, instrumento que más tarde les sirvió a ella y a Harry para salvar a Sirius Black y a Buckbeak. Al final, tuvo que dejar algunas de las clases porque, está bien, es Hermione, ¡pero no Superman! O Superwoman, en este caso.

Hermione dejó boquiabierto a todo el mundo cuando
apareció así de guapa en el Baile de Navidad.
El verano siguiente, Hermione asistió a la Copa Mundial de Quidditch con Harry y los Weasley, donde conoció a Viktor Krum, la estrella de la Selección de Bulgaria. En un principio le pareció un chico muy serio, pero más tarde Viktor fue a Hogwarts para participar en el Torneo de los Cuatro Tres Magos y allí él se acercó a ella, de forma que Hermione se dio cuenta de que él tenía un buen corazón. Fueron juntos al Baile de Navidad y, aunque desgraciadamente la escena no sale en los libros, se da a entender que Hermione tuvo su primer beso con él. En fin de curso, Viktor le pidió a Hermione que lo visitara durante el verano, cosa que hizo que los celos de Ron por él se intensificasen.
Después de conocer a Dobby, Hermione se concienció sobre la baja calidad de vida de los elfod domésticos, y creó la P.E.D.D.O. (a falta de otras siglas), la Plataforma Élfica de Defensa de los Derechos Obreros. Hermione trabajó duro por su causa, pero los demás no demuestraron ningún interés. Aun así, logró convencer a Harry y Ron para que se unieran oficialmente a la organización y la ayudasen en ciertas actividades.

En quinto año, Hermione hizo de casamentera, explicando a Harry cómo debía comportarse con Cho Chang, con la que tuvo una desastrosa cita, entre la incapacidad de Harry de lidiar con los sentimientos de Cho hacia la muerte de su ex-novio Cedric Diggory y los celos que Cho sentía por Hermione.
Por otra parte, Ron y Hermione se convirtieron en prefectos y Hermione siguió con la P.E.D.D.O., intentando hacerse amiga de Kreacher, el elfo doméstico de Grimmauld Place que la despreciaba por ser Sangre sucia. Hermione se pasaba el día tejiendo ropa para que los elfos domésticos de Hogwarts la encuentrasen y así fueran libres. A causa de ello, los elfos evitaban limpiar la Torre de Gryffindor.
Este año también conocimos a Luna Lovegood, la anti-Hermione, según J. K. Rowling, pues son totalmente opuestas la una a la otra. Hermione es muy lógica y le cuesta creer en ciertas cosas, mientras que Luna cree en todo lo que no ha sido demostrado y más. Aun así, las dos se hicieron muy amigas porque las dos apoyaban a Harry y al Ejército de Dumbledore.
Al intentar convencer a Harry de crear el E.D., Hermione se convirtió en uno de los pocos estudiantes que se atrevían a pronunciar el nombre de Lord Voldemort.
En la batalla del Departamento de Misterios del Ministerio de Magia, Hermione resultó gravemente herida por una maldición que le lanzó Antonin Dolohov, aunque, después de pasa un tiempo tomando 10 pociones diferentes al día, se recuperó totalmente.

En los T.I.M.O.s, Hermione sacó 10 Extraordinarios y un Supera las Expectativas en Defensa Contra las Artes Oscuras, cosa que la decepcionó. Pero, claro, siguió siendo la mejor alumna de Hogwarts, razón por la que el profesor Slughorn la invitó al Club de las Eminencias. Sin embargo, ese año Harry comienzó a usar el libro de texto del Príncipe Mestizo y mejoró muchísimo en Pociones, superando a Hermione, cosa que a ella le molestó, pues pensaba que lo que Harry hacía era trampa, y en cierta manera lo era. Cuando Harry dejó de usar el libro, volvió a ser peor que Hermione, para su satisfacción.
Por otro lado, Hermione se pasó semanas sin hablarle a Ron, porque éste se enfadó mucho cuando se enteró de que Hermione había besado a Viktor Krum y, celoso, empezó a salir con Lavender Brown. Sin embargo, cuando el cumpleaños de Ron, éste fue envenenado, se reconciliaron y Ron cortó con Lavender.
Cuando los Mortífagos entraron en Hogwarts, los miembros más fieles del Ejército de Dumbledore acudieron a la llamada de Harry y llamaron a los miembros de la Orden del Fénix, aunque no pudieron evitar la muerte de Dumbledore. Felizmente, sobrevivieron a la pelea, gracias a la poción Felix Felicis que Harry les había dado.

Cuando Harry les dijo a Ron y a Hermione que al año siguiente no iría a Hogwarts, sino que buscaría y destruiría los Horrocruxes, estos decidieron ir con él. ¡Qué haría Harry sin ellos!

Bellatrix torturando a Hermione (Os juro
que sus gritos me pusieron los pelos de
punta).
En la misión de destruir los restantes Horrocruxes, Hermione fue muy valiosa. Les ayudó a entrar en el Ministerio de Magia, haciéndose pasar por Penélope Clearwater; curó y cuidó de Ron cuando sufrió la despartición; etcétera. Sin embargo, cuando fueron atrapados por Fenrir Greyback y los suyos, fueron llevados a la Mansión Malfoy, donde Bellatrix Lestrange la torturó intentando averiguar cómo llegó a sus manos la espada de Gryffindor, pues se suponía que tenía que estar en su cámara de Gringotts. Por fortuna, fue rescatada, junto con Luna Lovegood y Ollivander por Dobby, Harry y Ron, resultando como víctima mi querido Dobby. Descansa en paz, mi pobre elfo doméstico.

Y esto es todo hasta ahora. ¿Con qué nos sorprenderá Hermione en la última batalla?

--Lo sabremos en 4 días--

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Deja volar tu imaginación y comenta! Estaré encantada de leer todo lo que tengas que decir, siempre y cuando lo hagas con respeto. ¡Di lo que piensas!

Para afiliarme:

Elige banner en la pestaña Afiliados.